Etiquetas

, , ,

Incertidumbre y tensión en la evolución del precio del aceite en los próximos meses. Los actores del mercado se marcan inmóviles esperando el primer quiebro en uno u otro sentido… y zás el precio se moverá al alza o a la baja en breve

poolLos datos de producción española de aceite de oliva, a 28 de febrero se sitúan en 594.000 T por lo que es de esperar que la campaña se cierre en el entorno de 600.000 T. Por su parte se confirma una bajada de las salidas de aceite de las almazaras nacionales, habiéndose producido en febrero unas ventas de unas 96.000 T, sensiblemente inferiores a la media mensual del pasado año (121.000 T).

Esta reducción de ventas parece haberse producido en las salidas a granel para exterior, ya que hemos confirmado que las ventas envasadas, tanto al exterior, como en el mercado nacional se mantienen hasta el momento. La distribución aún no ha trasladado la subida al lineal, porque no lo ha hecho la enseña líder Mercadona. En cualquier caso se espera que la subida del PVP por encima de 3 euros en España se produzca este mes de marzo, cuando así lo haga el líder, lo seguirán el resto de retail.

Las importaciones, como es lógico, superan con creces las que se han producido los últimos años. España y el resto de exportadores están tirando estos primeros meses de las reservas mediterráneas, incluso antes de vaciar su bodega, a sabiendas que la producción mundial ha disminuido sensiblemente.

Con este panorama todo el mundo hace predicción del balance de aceite en lo que queda de campaña para determinar qué ocurrirá. Existen opiniones de todo tipo, pero el caso es que inevitablemente la cuenta es muy justa y si queremos mantener un enlace técnico mínimo, 150 o 200.000 T, las ventas tendrán que reducirse y esto tendrá que ocurrir vía precios. También es cierto que la campaña avanza y cada vez está más cerca la próxima cosecha. Por todo esto la incertidumbre es máxima y el mercado se asemeja a un tablero de ajedrez a la espera del próximo movimiento.

Respecto a la próxima campaña también se especula, como es normal, a diario. Las grandes precipitaciones del año hidrológico, las reservas al máximo que aseguran riego para largo, los olivares españoles descansados, etc, etc, hacen que algunos auguren una gran cosecha, pero la realidad es que los crecimientos vegetativos nos dicen que será una cosecha media, buena sí, pero no excesiva.

Así anda el patio del oleomercado español, que es el mundial por su peso… esperemos acontecimientos.

El precio del aceite de oliva en origen se encuentra actualmente en niveles competitivos para el agricultor, el drama es que el agricultor no tiene aceite este año. De la misma forma que hemos denunciado durante los tres últimos años los precios de venta a pérdidas, ahora diremos que no es bueno que suban excesivamente por encima de los 3 euros, por aquello de espantar el mercado, siempre y cuando tampoco bajen en el futuro por debajo de 2.4 euros/kg. En el punto medio está la virtud, como siempre ha estado.

J.M. Penco, 2013

Anuncios