Etiquetas

, , ,

Científicos españoles demuestran al mundo que la Dieta Mediterránea es más favorable para el corazón que la dieta anglosajona baja en grasas, recomendada hasta el momentoLos medios de comunicación más prestigiosos del mundo claudican ante los resultados

corazón sano 3“La Dieta Mediterránea reduce un 30% el riesgo de ataques cardiacos, accidentes cardiovasculares y muertes por corazón frente a la dieta baja en grasas, recomendada hasta ahora”, principal conclusión del estudio clínico, publicado en la prestigiosa publicación científica “New England Journal of Medicine”. Inmediatamente se han hecho eco los más importantes medios generalistas internacionales como el New York Times que dedica la portada de su suplemento de salud a la noticia o un video de 6 minutos en su web. Promoción de valor incalculable para nuestro producto

Que la Dieta Mediterránea es la más favorable para la salud es conocido desde hace muchos años, tenemos evidencias durante siglos de que las poblaciones ribereñas del Mare Nostrum tienen mayor longevidad, ha habido muchos testimonios y estudios científicos durante el siglo XX, desde el maestro Grande Covián hasta el anglosajón Dr. Keys que marcó un antes y un después con su Estudio de los Siete Países.

Pero a la comunidad internacional aún le faltaba un gran estudio científico de escala que demostrara esta bonanza de forma definitiva y que además lo hiciera frente a la dieta baja en grasas, no frente a las grasas animales que ya parece estar claro. Y los resultados del Estudio PREDIMED, publicados este mes, han sido concluyentes en este sentido.

El estudio científico llevado a cabo en España por el Dr. Ramón Estruch y su equipo (2013), se acaban de publicar en la prestigiosa “New England Journal of Medicine”. Se corrobora, en síntesis, que aproximadamente el 30% de los ataques cardíacos, accidentes cerebro-vasculares y muerte por enfermedades del corazón se pueden prevenir con una dieta mediterránea.

PREDIMED ha estudiado y controlado la evolución de 7.447 adultos españoles de ambos sexos entre las edades de 55 a 80 años que no tenían enfermedad cardiovascular al inicio del estudio. Sin embargo los sujetos no fueron excluidos del estudio debido a problemas de estilo de vida tales como diabetes tipo 2, el tabaquismo, la hipertensión, el sobrepeso/obesidad, los elevados niveles de LDL-colesterol o antecedentes familiares de enfermedad cardiaca coronaria (Estruch et al, 2013). Es más, en contraste con la mayoría de los otros estudios que investigan las enfermedades del corazón, el estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) seleccionó a personas que tenían al menos 3 de los mencionados factores de estilo de vida de alto riesgo para episodios coronarios. En otras palabras, los miembros de esta población de estudio tenían altas probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón, lo que acelera la significación estadística de los resultados puesto que se dan más episodios valorables.

La población de estudio se dividió aleatoriamente en 3 grupos de intervención dietética, a saber:

– Una dieta mediterránea suplementada con aceite extra virgen de oliva (aproximadamente 1 litro por semana o 4 cucharadas de aceite de oliva por día)

– Una dieta mediterránea suplementada con 30 g al día de frutos secos, concretamente 15 g de nueces, 7.5 g de avellanas y 7,5 g de almendras.

– Una dieta de control baja en grasa como generalmente se recomienda para disminuir el riesgo de enfermedades del corazón, por estar probado su efecto positivo frente a las grasas saturadas.

Todos los grupos recibieron intensas sesiones de asesoramiento dietético personalizado y ninguno de los participantes fueron instados a perder peso o tomar parte en actividades físicas. En otras palabras, no hay otras intervenciones estándar para mejorar la salud del corazón, excepto el uso de las tres dietas enumeradas.

Tras 5 años de investigación con los tres grupos según hemos descrito, se ha encontrado una reducción estadísticamente significativa en el caso de los pacientes de Dieta Mediterránea (dieta 1 y 2) del 30% frente a la dieta baja en grasas tanto en la patología (ataques de corazón y derrames cerebrales) como en la mortalidad (debido a episodios cardiovasculares).

En nuestra opinión hay dos grandes fortalezas en los resultados del PREDIMED, por un lado que es la primera vez que se demuestra la bondad de la Dieta Mediterránea frente a la dieta baja en grasas recomendada hasta ahora para las enfermedades del corazón, especialmente en el mundo anglosajón. Hasta el momento se tenían evidencias de que la Dieta basada en el aceite de oliva virgen era más favorable que cuando se ingieren grasas animales (saturadas), pero no frente a la baja en grasas. Por otro lado también es muy importante considerar que se ha utilizado en todo caso aceite de oliva virgen o virgen extra y, por tanto, esto se ha demostrado con el verdadero zumo de aceituna que tiene dos cosas: buena composición acídica (oleico, etc) pero también elementos menores que pudieran tener parte de responsabilidad en estos resultados.

Como siempre hemos dicho el binomio Aceite de Oliva Virgen y Salud es nuestra mejor herramienta de marketing y comunicación y la razón por la que el mundo se plegará finalmente ante nuestra grasa.

Sigamos potenciando los estudios médicos, sigamos financiándolos y apostando por ellos porque es la solución a la sobreproducción estructural que tendremos y, en este sentido, tenemos que felicitar especialmente al Patrimonio Comunal Olivarero que viene haciéndolo desde hace años y tenemos que animar también a la Interprofesional, que ya ha empezado, pero que debe seguir apostando y definitivamente por financiar los estudios médicos con nuestro aceite.

Por último hay que señalar que los estudios del Dr. Eduard Escrich, volcados en el efecto del virgen sobre distintos tipos de cáncer, especialmente mama, son otro pilar fundamental que nos dará alegrías en poco tiempo.

Terminamos traduciendo el último párrafo del diario más prestigioso del mundo, acerca del resultado del PREDIMED, así acababa esta semana el New York Times el amplio reportaje dedicado al mismo: Las conclusiones, pues, del gran estudio español PREDIMED, sobre los efectos de la Dieta Mediterránea en la salud del corazón, es la clave para un futuro más saludable en el mundo, el mensaje ahora es: “Si usted nunca ha intentado seguir la Dieta Mediterránea, entonces ahora es el momento de empezar a aplicar sus principios básicos y alargará su propia vida”.

Anuncios